Cómo dar forma a los bonsai: poda, pinzado y alambrado

Hay tres técnicas principales para mejorar la forma del los bonsai: la poda, los pinzados y el alambrado. La poda se realiza anualmente, los pinzados como mantenimiento durante todo el año y el alambrado es lo más importante cuando por primera vez decidimos la forma que tendrá nuestro bonsai.

podar bonsai 1 Cómo dar forma a los bonsai: poda, pinzado y alambrado

Técnica poda



La poda del bonsai

Podar es dirigir la formación de un árbol. Con la poda eliminaremos las ramas defectuosas (las que se cruzan) o innecesarias (las que salen en una zona no deseada del tronco).

La mejor época para podar es generalmente hacia final de invierno, cuando los árboles están en reposo, y no sale tanta savia por las heridas de la poda.

Para podar utilizaremos herramientas adecuadas de corte cóncavo, que efectúan cortes limpios y de fácil cicatrización. Cuando las heridas de la poda son de gran tamaño, será conveniente cubrirlas con pasta selladora para asegurar su perfecta cicatrización.

El pinzado del bonsai

Se llama pinzado al recorte de las ramas finas de los bonsai. A diferencia de la poda, el pinzado se efectúa también durante la época de crecimiento de los árboles.

Con el pinzado se consigue aumentar la densidad del follaje de los bonsai y disminuir el tamaño de sus hojas.

Como los árboles tienen diferentes modos de crecimiento, cada especie necesitará ser pinzada un una frecuencia diferente.

El alambrado del bonsai

Utilizamos el alambrado para corregir la inclinación de las ramas. El alambradopermite utilizar ramas que de otro modo tendríamos que podar. En cierto modo el alambre sustituye la fuerza del peso de las ramas, en los árboles grandes de la naturaleza.

Se realiza enrollando alambre específico para bonsai en las ramas, con sujección al tronco, sin apretarlo demasiado, para que no se marque el alambre en la corteza del árbol. Como pauta, por lo menos ha de quedar un espacio entre el alambre y la rama por donde pase una hoja de papel.

Como las ramas toman grosor debido a su crecimiento, quitaremos el alambre antes de que se “clave” en la corteza.

El alambre que se utiliza actualmente es el alambre de aluminio anodizado, de color cobre viejo. Es un alambre extraordinariamente flexible y resistente.

El grosor del alambre depende de la fuerza que ha de efectuar para doblar las ramas, en general los gruesos van de los 5 mm hasta los 0.5 mm.

La regla de oro del alambrado, consiste en no dejar señal alguna de su paso en la corteza.

Dejar un comentario