Cultivo, siembra, multiplicación, división, acodo aéreo e injerto

El cultivo de las plantas: siembra de semilla, multiplicación por esqueje, división de matas, acodos aéreos, injertos… La obtención de una planta por medio de cualquiera de los anteriores métodos es mas gratificante que adquirirla en un establecimiento.

esqueje 0 Cultivo, siembra, multiplicación, división, acodo aéreo e injerto

Técnicas de cultivo



La siembra mediante semilla

Aunque parezca el medio más fácil de obtener una planta, es una tarea relativamente delicado. En efecto, para lograr las germinación de las semillas entran en juego muchos factores como la temperatura, la humedad y la calidad del substrato.

  • Según la cantidad de semillas que se desee sembrar se puede utilizar una maceta de barro cocido, de turba comprimida o una cajita de plástico. En todos los casos el recipiente debe tener drenaje y orificios que faciliten la evacuación del exceso de agua.
  • Para obtener un ambiente cálido (22 a 25º C) y húmedo imprescindible para la germinación de las semillas, hay que cubrir la maceta o cajita con un plástico o una placa de vidrio. En las tiendas venden invernaderos en miniatura conaberturas de ventilación y un sistema de calentamiento incorporado.
  • El substrato: la siembra se efectúa sobre un substrato ligero y permeable, compuesto fundamentalmente de arena (2/3) y turba (1/3), que debe mantenerse levemente húmedo. Es aconsecable desinfectarlo para evitar el desarrollo de enfermedades o malas hierbas. Casi no debe contener abono pues podría quemar las plantas jóvenes.
  • Método de siembra: hay que despuntar una esquina del sobre o cucurucho que contiene las semillas y golpearlo ligeramente para que éstas caigan sobre la tierra de forma regular. Las semillas diminutas no deben cubrirse; las más grandes pueden cubrirse con arena fina tamizada. Una vez terminada la siembra, aplastaremos ligeramente la tierra con una tablilla y regaremos con un vaporizador o una regadera de alcachofa fina.
  • Cuidados posteriores: a partir de entonces el riego debe ser sistemático porque las nuevas plantas, al tener pocas ráíces, son muy sensibles al resecamiento de la capa superior del substrato.

Multiplicación por esqueje

Es, sin duda, un método más delicado que la siembra; exige mayor habilidad, preparación y cuidados. Aunque los floricultores la practican todo el año en invernadero, el aficionado deverá hacerlo sólo en primavera y verano, que es cuando las plantas están suficientemente enraizadas para pasar el invierno.

La multiplicación por esqueje consiste en tomar un fragmento de planta (hoja, tallo o rama) y hacerle echar raíces con miras a obtener un ejemplar idéntico a la planta madre.

Hay distintos métodos:

  • Esquejes de hojas

Se trata de apoyar el tallo en la superficie de un substrato de turba y arena, mezcladas en partes iguales, para obtener una nueva planta al cabo de algunas semanas. Hay que mantener un ambiente cálido y húmedo con el fin de evitar el agotamiento de los esquejes y favorecer su arraigo.

  • Esquejes de tallo

La mayoría de las plantas se reproducen fácilmente por medio de fragmentos de tallo. Se corta una ramita de 10 a 15 cm, se la deshoja desde la base hasta la mitad de su altura y se planta en un substrato ligero, o bien se coloca en un recipiente de vidrio con agua.

En cuanto las raíces se hayan desarrollado lo suficiente, se la trasplanta a un mantillo para trasplante.Es convemiente reducir a la mitad la superficie de lashojas para evitar una transpiración excesiva que agotaría a la planta.

  • Esquejes de rama

Consiste en cortar ramas de 6 a 8 cm, que contengan de 1 a 3 yemas y acostarlas sobre una mezcla de arena y turba. Espreferible mantener un ambiente muy húmedo y cálido para favorecer el arraigo que puede llevar mucho tiempo. Una vez que se formen las raíces y el brote, hay que trasplantar a una maceta con tierra.

La división de matas

Al cabo de varios años ciertas plantas forman matas densas y compactas, a menudo de escaso follaje y poco elegantes, por lo que es aconsejable dividirlas para obtener ejemplares jóvenes semejantes a la planta madre.

La división se efectúa al final del invierno en el momento de trasplantarlas. Después de sacar la planta de la maceta se separan con delizadeza el follaje y las raíces en dos o más partes, ya sea a mano si son finas y abundantes, o con un cuchillo común o de injertar si son más carnosas.

Una vez terminada la separación se trasplantan los nuevos ejemplares a un substrato ligero y húmedo y se colocan en semisombra durante varios días. Es indispensable regarlas periódicamente para que la tierra y las hojas no se sequen.

La técnica del acodo aéreo

Este método se emplea sobre todo para propagar las variedades de ficus, cuyos tallos hechan raíces con facilidad. Presenta dos ventajas: reduce la altura de la planta en la que se efectúa el  acodo que además al rebrotar será más frondoso y el acodo mismo tendrá inmetiatamente el aspecto de una planta adulta.

Después de haber quitado las hojas que molestan alrededor del lugar elegido se descorteza una franja de 1 o 2 cm favoreciendo así la formación de una callosidad donde se desarrollarán las raíces. Se envuelve con musgo de pantano y se recubre todo con un plástico sujeto en ambos extremos.

También se puede aplicar una pequeña cantidad de hormonas enraizantes antes de envolver el acodo. Al cabo de algunos meses se corta por debajo de las raíces nuevas y se trasplanta el ejemplar joven.

El acodo simple consiste en inclinar una rama pequeña introduciéndola en un substrato ligero y húmedo a fin de provocar la aparición de raíces que hagan posible un desarrollo autónomo.

El Injerto

Se utiliza mucho para propagar árboles frutales y arbustos ornamentales, pero se emplea muy poco con las plantas de interior (salvo las cactáreas). Es un metodo que requiere mucho cuidado y rapidez; de ahí su escasa difusión.

La técnica consiste en efectuar un corte limpio en el tallo que servirá de patrón y colocar sobre él un segundo tallo. Para que éste no se seque hay que asegurarse de que las dos superficies en contacto tengan un diámetro casi idéntico, además de mantenerlas unidas con una banda elástica hasta que aparezca la callosidad indicadora de que el injerto ha prendido.

Dejar un comentario