La nutrición de las plantas. De la savia bruta a la savia elaborada

La nutrición de las plantas es un fenómeno activo aunque no lo parezca, dado que es muy discreto. Las sales minerales del terreno y el agua son absorbidos por las raíces donde se convierten en savia bruta, que se convertirá en sabia elaborada.

nutricion plantas sales minerales1 La nutrición de las plantas. De la savia bruta a la savia elaborada

 

Los vegetales no se contentan con captar pasivamente los elemntos nutritivos  que alcanzan sus raíces: los buscan de forma activa, en función de sus necesidades y de los recursos disponibles. Este fenómeno hace que intervengan las raíces y el tallo, pero no sólo éstos, ya que las plantas también se nutren a través de sus hojas. El objetivo del jardinero cosistirá en proporcionar la cantidades junstas, sin crer exceso ni producir carencias en la nutrición de las plantas.

DE LA SAVIA EN BRUTO…

¿De qué se nutre una planta?

Una planta transforma la savia en bruto en savia elaborada gracias a la energía de la luz que recoge.

La savia en bruto está compuesta por agua y las sales minerales que se hay en el terreno. Las sales minerales son muy diversas: cada planta aprovecha una amplia gama, y las necesidades varían según el tipo de familia botánica de la planta. Las variedades leguminosas, por ejemplo, absorben mucho potasio, calcio y nitrógeno. Éstos se encuentran en el terreno de muchas formas, pero sólo los nitratos pueden ser absorbidos por las raíces de la planta. El sílice, muy presente en los terrenos arenosos, sólo sirve para un pequeño número de plantas como el maíz o la cola de caballo. El fósforo y el magnesio son también son importantes.

El agua, un elemento primordial.

El agua permite a la planta mantenerse erguida



pero su tutilidad consiste sobre todo en ejercer de vehículo para los elementos nutritivos. Las plantas no pueden absorber más que los minerales disueltos en agua, sin excepción. Esta razón es por la que conviene fijarse en el momento de la compra del abono, en la parte soluble de cada componente.

En el corazón de la raíz.

El agua actúa en el interior de la planta como una cinta transportadora. Las sales minerales se extraen al nivel de las raíces, por medio de unos particulares pelos, que se denominan pelos absorbentes. Estas células cubren la parte más joven de la raíz de una forma muy densa; cada planta tiene varios centenares de millones. Los pelos absorbentes funcionan como aspiradoras: bombean el agua cargada de sales minerales  entre los granos del terreno.

Más que tener grandes raíces muy ramificadas, las plantas disponen de minúsculos pelos, pero muy numerosos, para llegar al misimo resultado. Una vez que absorben el agua y las sales minerales envían las provisiones hasta el corazón de las raíces: esta es la savia en bruto. Ésta es llevada hasta las hojas de las plantas, donde será transformada.

… A LA SAVIA ELABORADA

Las hojas fabrican la savia elaborada

Bajo la acción de la energía solar, las hojas transforman la savia en bruto en un gran número de productos elaborados, todos indispensables para la vida de la planta. Se trata de savia elaborada. En su trayecto esta materia nutricional circula a través de los particulares vasos. Los organos consumidores son los que la arrastran: mientras crecen, los brotes, las flores y los frutos utilizan la savia elaborada como si se tratara de un pozo.

También para las hojas.

Las plantas se pueden nutrir directamente por las hojas, como complemento de los elementos nutritivos aporados por las raíces. Gracias a los numerosos poros que cubren la hoja, ésta puede asimilar directamente sales minerales. Por lo tanto, los abonos para las hojas son muy eficaces, ya que evitan cualquier pérdida a nivel de las raíces. Sin embargo la capacidad de las platas de nutrirse por esta vía tiene sus limitaciones

 

 

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Estela dice:

    buscando información sobre las Felpillas (unas florcitas que conoci en Brasil) encontre esta página y la verdad me encanto!!

Dejar un comentario