La caléndula o botón de oro, ficha de cultivo

La caléndula es una planta que tiene una floración larga y es muy fácil de cultivar, por lo que resulta perfecta para plantar en terrazas y jardines. La caléndula o botón de oro, maravila, corona de rey… y muchos más nombres con los que se la conoce en las diversas partes del mundo perenece a la familia de las asteraceae e incluye medio centenar de especies que se diferencian por la variedad de sus flores.

calendula La caléndula o botón de oro, ficha de cultivo



La que se cultiva en macetas y jardines se llama jardinera, ya que hay otra variedad silvestre que crece de forma espontánea. Su nombre original, caléndula, proviene del latín calenda, que significa calendario, y se supone que hace referencia a su amplio periodo de floración que prácticamente se produce todos los meses del año, incluso en los meses de invierno si el clima no es extremadamente frío.

Cómo es la planta y sus flores: Sus flores, como las del girasol, tienden a seguir al sol, por lo que también se la llama solsequium, que quieredecir la que sigue al sol. Es una planta leñosa, sobre todo en la parte inferior del tallo y sus flores, grandes y muy vistosas, dependiendo de la variedad pueden ser dobes o sencillas. Son de color amarillo, anaranjado y dorado, que se cierran al anochecer  y se vuelven a abrir con la luz del día.

¿Cuándo plantarla?: La primavera es una época estupenda para plantar la caléndula. Si utilizas semillas, las cubres con una capa de tierra y las tienes a una temperatura de unos 20º C; los brotes empezarán a salir en 10 días.

¿Qué tipo de suelo necesita?: Aunque la caléndula se adapta bien a todo tipo de suelo, lo ideal es que sea arcilloso y que drene bien.

Poda: No es necesario podar esta planta, pero sí quitar las hojas y as flores marchitas para prolongar la floración.

Iluminación: la caléndula necesita estar a pleno sol, aunque también tolera bien las zonas de semisombra.

Temperatura: es una planta que se desarrolla muy bien en climas templados. Aguanta si problemas el frío, pero hasta un límite de menos 3º C; no resiste las heladas intensas.

Riego: Durante los meses de verano, es aconsejable regar dos o tres veces a la semana. En invierno es suficiente con hacerlo una vez.

Abonado: El abonado de la caléndula se debe realizar durante la floración, cada 15 días, con un abono líquido para flores, que podrás disolver en el agua de riego.

¿De dónde procede esta planta?

No se sabe con exactitud su procedencia. Algunos especialistas la sitúan en México, ya que se sabe que los aztecas  la utilizaban como planta curativa. Se cree que los conquistadores españoles la trajeron.

Enfermedades de la caléndula

La planta parece cubierta por una especie de moho gris: esto ocurre cuando la caléndula tiene batrytis cinerea. Para evitarlo, coloca la planta en un lugar bien aireado y espacia los riegos para evitar también el exceso de humedad. También elimina las partes afectadas de la planta y aplica un fungicida.

Las hojas y los tallos presentan pústulas pardorojizas. Esto se debe a que está infectada con roya. Para sanarla, aplícale, siguiendo las instruccciones del fabricante, un fungicida específico.

Las hojas de la planta tienen manchas blancas: La causa es el oidio. Es importante que en cuanto veas las primeras manchas pulverices la caléndula con azufre o fungicida, ya que esto puede matar la planta.

 

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Juliana quintana dice:

    Que bonita la cale dula

Dejar un comentario