Cuidados y mantenimiento de la tijera de podar

La tijera de podar es una de las herramientas indispensables del jardinero, por eso es necesario que esté en perfecto estado cuando se necesita utilizarla, con las lamas afiladas correctamente, por lo tanto esta herramienta requiere un mantenimiento.

tijera de podar recta Cuidados y mantenimiento de la tijera de podar



De la calidad del mantenimiento depende la calidad del trabajo realizado. Las lamas bien afiladas y una articulación correcta y bien engrasada aseguran podas rápidas y adecuadas, que no dañan las plantas. Además, se hace sin esfuerzo, lo que limita el cansancio y evita la tendinitis que suele acompañar a los largos trabajos de poda.

tijera de podar curva Cuidados y mantenimiento de la tijera de podar

Tijera de podar de hoja curva

Mantenimiento de las tijeras de podar

Cómo limpiar las lamas

Después de cada uso, hay que eliminar todos los restos de savia y deshechos vegetales con un trapo impregnado en alcohol de quemar u otro limpiador específico que se puede pulverizar sobre las lamas. Se deja actuar unos minutos, y se retiran los restos con papel absorbente o con un paño.

Cómo ajustar las lamas

Una tijera de podar siempre debe abrirse instantáneamente, al quitar el cierre de seguridad, pero la lama y la contra lama no deben, sin embargo, estar demasiado flojas ya que no cortarían bien. El perno del eje se aprieta o se afloja con una llave adaptada para aumentar o reducir la fricción.

Cómo engrasar la articulación

Para que la tijera de podar se abra sin problemas el eje no debe hacer ficción. Algunas gotas de aceite mineral o un poco de lubricante a base de silicona se suelen poner al nivel del eje, facilitando el movimiento de las lamas; será la empuñadura la que se alivie durante el trabajo de poda.

Como cuidar el filo

Un filo cortante perfecto, asegura un corte limpio y sin esfuerzo. Utiliza una piedra de afilar de grano fino, natural o artificial, o un afilador. La piedra puede usarse con agua o con aceite para facilitar la operación.  Antes de guardar la tijera frota las lamas con un trapo impregnado en aceite para protegerlas del óxido.

Dejar un comentario