Clavel de Indias para sanear el suelo

Los claveles de Indias son unas plantas tradicionales de los jardines que, con colores cálidos, son muy beneficiosas para la salud de las demás especies cultivadas.

clavel indias Clavel de Indias para sanear el suelo



Originaria de México y Guatemala, esta planta de follaje aromático ofrece una floración estival espectacular. El clavel de Indias (Tagetes patuda) se distingue por su follaje enérgicamente aromático y sus flores (cabezuelas) simples o dobles, declinadas en todos los tonos de amarillo y del naranja. Además, contribuye a la buena salud del jardín y de la huerta por su poder insecticida y nematicida (antinematodos). También es un excelente abono verde.

Una planta insecticida.

Contra una amplia gama de parásitos.

Por el carácter odorífero de su follaje, los claveles de Indias son plantas insecticidas. Además las sustancias liberadas por sus raíces en el suelo inhiben eficazmente el desarrollo de los nematodos, gusanos parásitos que causan daños a las raíces, en particular, a los bulbos (en especial a los narcisos), y también a especies hortelanas como el tomate, la patata, la berenjena y las plantas del mismo tipo. Para finalizar, la planta es también efectiva contra los pulgones, las cochinillas y algunas y algunas especies de orugas.

¿Qué especies elegir?

Existe una veintena de especies que pertenecen al género (Tagetes), y todas parecen presentar cierta eficacia. Las más  eficaz sería Tagetes patuda (es decir, el clavel de Indias propiamente dicho), con sus variedades cultivadas como “Harmoy” y “Golden Harmony”. No obstante, T.erecta, el clavelón, tiene propiedades insecticidas parecidas, así como T. tenuifolia (clavel de Indias manchado; sinónimo T. signata) y una especie mucho menos conocida. T.minuta, que presenta un desarrollo impresionante ya que puede superar los 2 metros de altura.

Planta de rotación.

Como abono verde y planta antinematodos, el clavel de Indias y las otras especies de Tagetes pueden utilizarse como planta de rotación, después de un cultivo de patata, por ejemplo. Entonces, siémbrala después de las heladas.

Un buen antimosquitos.

La decocción de clavel de Indias puede utilizarse como insecticida para pulverizar contra los mosquitos. Utilízala sobre todo en los alrededores de la casa, así como sobre las piezas con agua y todo alrededor.

Contra los insectos “aéreos”.

Contra los pulgones y las chochinillas, el clavel de Indias puede utilizarse igual que las plantas aromáticas y en asociación con ellas para alejar a los insectos parásitos de la huerta. Se puede plantar en bordura, a lo largo de los caminos y los pasos,  espaciando los pies de 20 a 30 cm, o en líneas intercaladas con las de tomates o patatas. De este modo, la huerta toma al mismo tiempo bonitos colores – y le permite hacer ramos de flores -. La planta se utiliza al finalizar el año en el compost o como abono verde.

Un buen abono verde.

El clavel de Indias se utiliza a menudo como tapizante, tanto en el jardín ornamental como en la huerta, y como abono verde. Desempeña así un doble papel, actuando contra los nematodos y mejorando la estructura del suelo por sus raíces. Al final de su floración, puede cortarse con la podadora y dejarla en el lugar como acolchado: antes lugar como acolchado; antes de incorporarse al suelo por su descomposición es conveniente un ahuecado del suelo. Puede también proporcionar una materia vegetal abundante y sana para el compost – sobre todo la especie T.minuta -.

El clave de Indias ejerce una acción fertilizante y específica aportando nitrógeno al suelo. En este empleo, es preferible dejar las plantas todo el invierno en el sitio y triturarla para incorporarla a principios de primavera, antes del cultivo.

Cuándo y como plantarlos.

Las plantas deben plantarse bastante pronto en el año, de forma que pernmanezcan mucho tiempo en el sitio. Se refuerza así su eficacia. En general, los ejemplares se siembran bajo refugio y en semilleros, en marzo. Replantados de nuevo después de algunas semanas en macetas y endurecidas por salidas regulares, se sacan al exterior cuando pase el riesgo de heladas.

Puede también comprarlos en macetas, en abril-mayo, o también sembrarlos en el sitio a principios de mayo, pero el resultado sobre el suelo se retrasará un poco. La densidad que parece más eficaz es de dos plantas de claveles de Indias por seis plantas de tomates o de patatas.

Con respecto al cultivo en línea, es necesario adoptar un espaciado de 2 metros entre dos filas de claveles de Indias, cualuiera que sea el cultivo principal. Al final de la temporada el clavel de Indias puede segarse y utilizarse para hacer compost, o trocearse con la segadora y dejarse sobre el suelo, para que se descomponga. No obstante, los resultados son sensiblemente mejores cuando la planta permanece sobre el pie todo el invierno.

Dejar un comentario